Clausura preventiva del boliche Van Gogh

14/02/2018 – La Municipalidad de Paraná ha clausurado el boliche Van Gogh, ubicado en calle Liniers 318 de nuestra ciudad de Paraná, luego de que la Justicia allanara el lugar por la denuncia de varios padres cuyos hijos, menores de edad, presentaran un cuadro de intoxicación alcohólica. En uno de los casos la denuncia habla de suministro de estupefacientes.

En el mismo Facebook de Van Gogh se publicita a los chicos para que organicen peñas en el boliche, es decir, el propietario del boliche alquila el lugar. Esto mismo sucedió el sábado pasado donde se realizó una peña donde asistieron en su mayoría menores. En el mismo evento se vendieron diferentes bebidas alcohólicas, lo cual está prohibido a menores de edad. Inclusive según trascendió, se promocionaron bebidas fuertes como vodka y licores. Pero al margen de esto, como se mencionó anteriormente, varios chicos terminaron internados y uno de ellos, más precisamente una chica, quedó en terapia intensiva en la Clínica Modelo de Paraná. Otro de los chicos en situación más grave quedó internado en el Hospital San Martín.

Es verdad que resulta difícil para los padres de los adolescentes controlar las acciones de sus hijos, pero también es verdad que los padres son los primeros responsables de los mismos. Más allá de la irresponsabilidad del dueño del boliche Van Gogh y de todos los demás dueños de prácticamente todos los boliches, a esta peña puntualmente asistieron chicos de 14 y 15 años, y uno se pregunta, ¿los padres de los chicos que fueron, sabían de esto? Luego suceden las cosas y viene el arrepentimiento de los mayores. Pero mientras muchos padres permiten que sus hijos asistan a cualquier lugar, sus hijos, chicos y chicas adolescentes, terminan tirados en el suelo producto del alcohol que ingieren y las chicas manoseadas por cualquiera. No es para pensar demasiado, si te importa tu hijo, cuidalo, antes de que las cosas malas sucedan.