José de San Martín: Nuestro Máximo Héroe

Nacido el 25 de Febrero de 1778 en Yapeyú, Corrientes, el General José de San Martín es el prócer más recordado y admirado por el pueblo argentino. Se lo conoce como el “Libertador”, siendo uno de los “Libertadores de América”, dado que sus campañas militares fueron claves para la independencia de Argentina, Chile y Perú.

En 1812, San Martín alcanzó el grado de teniente coronel y se le encargó la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo, teniendo su bautismo de fuego en el reconocido combate de San Lorenzo. Posteriormente tomó el mando del Ejército del Norte, que hasta el momento era comandado por el General Manuel Belgrano. A partir de allí, el heroico José de San Martín emprendió en línea recta la independencia de los pueblos americanos de la corona española, creando previamente el poderoso Ejército de los Andes.

Tras una vida que lo llenó honor, José de San Martín falleció el 17 de agosto de 1850, dejando impresa su huella en la historia de América Latina, y especialmente en el recuerdo de todo argentino.

En Argentina, San Martín es reconocido como el “Padre de la Patria”, mientras que en Perú se lo conoce como el “Fundador de la República” o “Fundador de la Libertad”. También se lo llama el “Generalísimo de las Armas” o “El Protector”, siendo reconocido en el ejército de Chile con el grado de Capitán General.

 

Frases célebres de José de San Martín

“Una derrota peleada vale más que una victoria casual.”
“La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.”
“Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas.”
“Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla.”
“Si somos libres, todo nos sobra.”
“Mi nombre es lo bastante célebre para que yo lo manche con una infracción a mis promesas.”
“Hace más ruido un hombre gritando que cien mil que están callados.”
“La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.”
“Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos.”
“Mi juventud fue sacrificada al servicio de los españoles; mi edad mediana al de la Patria; creo que me he ganado mi vejez.”

 

Máximas para Merceditas

Antes de fallecer, José de San Martín escribió “Las Máximas para mi Hija” que consistía una lista de consejos para su hija “Merceditas”.

“Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican. Stern84​ ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: Anda, pobre animal, el mundo es demasiado grande para nosotros dos.”
“Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.”
“Inspirarle una gran confianza y amistad, pero unida al respeto.”
“Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.”
“Respeto sobre la propiedad ajena.”
“Acostumbrarla a guardar un secreto.”
“Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.”
“Dulzura con los criados, pobres y viejos.”
“Que hable poco y lo preciso.”
“Acostumbrarla a estar formal en la mesa.”
“Amor al aseo y desprecio al lujo.”
“Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.”