Municipales de Paraná: un sueldo miserable

28/03/2018 – Luego de salir en los medios locales, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, informó que daría un aumento de sueldo del 10% a los empleados del Municipio a partir de hoy. Pero lo que gran parte de la población no sabe es que este 10%, afecta sólo al sueldo básico del trabajador, el cual es una miseria. Esto significa que aunque el aumento al básico fuera de un 20%, el valor real reflejado en mano seguirá siendo muy bajo. En resumen, los municipales de categoría 15 para abajo, es decir, casi todos, vieron reflejado en sus recibos un aumento que oscila los $700.

Es sabido que Paraná es una de las ciudades con el peor salario municipal de la provincia de Entre Ríos, pero hoy en día los sueldos del Municipio de Paraná rozan la vergüenza y la indignidad del trabajador, rondando ahora con el aumento unos $10000 al mes. Con lo cual, el aumento del 10% que ha dado el intendente apenas llega al 7% del total del sueldo, un porcentaje que desvaloriza aún más el sueldo frente a la inflación anual.

¿Por qué la Municipalidad de Paraná paga sueldos miserables?

En primer lugar, en cada gestión que ha pasado, los intendentes municipales han tomado empleados hasta el cansancio, repartiendo contratos por doquier, muchos de los cuales son contratos fantasmas o de los famosos “ñoquis”, que no asisten al trabajo. La superpoblación de empleados hace que el Municipio no dé abasto para pagar semejante cantidad de sueldos y es por ello que el mismo se desvaloriza individualmente. Cuantos más empleados haya, menor será el monto a repartir y hoy en día, existe un descontrol en cuanto al número de trabajadores, el cual sigue y sigue aumentando.

En segundo lugar, la culpa recae en todos los sindicatos, quienes tienen la responsabilidad de defender la dignidad y los derechos de los empleados, pero que terminan pactando cualquier cosa con el ejecutivo. Y lo peor sucede en las paritarias por supuesto, donde por conseguir subir un insignificante porcentaje que no llega ni a $100, publicitan su gran victoria.

En tercer lugar, la culpa la tienen los propios municipales por dejarse pisotear de esta manera. Algunos optan por trabajar a “media máquina”, dicho coloquialmente, para compensar el sueldo mísero a final de mes. Pero esto está lejos de ser una solución, puesto que justamente a final del mes hay que pagar la luz, el gas, el alquiler y demás gastos correspondientes a comida, ropa, etc. Y allí es cuando se siente que el mes trabajado sólo sirvió para cubrir las necesidades básicas y nada más.

¿Qué sucede con los cargos políticos?

Además de haber injusticias por doquier, desvalorización de la capacidad del empleado, falta de reconocimiento y sueldos miserables, los municipales de Paraná tienen que soportar ver que los “acomodados políticamente”, ganen sueldos altísimos, y muchas veces, hasta siendo unos ñoquis. Por supuesto que los cargos políticos tienen sueldos que difieren mucho del empleado nato.

Desde Paraná Online describimos lo que ningún medio local se anima a decir, por desconocimiento o mejor dicho porque tienen negociados publicitarios o políticos para hacer silencio. Pero la realidad es que el municipal de Paraná es el principal afectado por el deterioro del Municipio, y es el que ve a diario lo que pasa realmente puertas adentro del mismo.