Municipalidad de Paraná: Que explote la bomba

Claramente este gobierno municipal quiere que el próximo intendente, Sergio Varisco, asuma el cargo con un déficit económico, gracias al derroche de recursos que se ha desatado después de las elecciones. Las últimas novedades incluyen nuevos nombramientos de empleados monotributistas con sueldos superiores al personal municipal, nombramientos tramposos a planta permanente de gente que no le corresponde, regalos monetarios a cualquier costo, compras de objetos muebles no necesarios (cuando hay reparticiones a la miseria) y varias obras a último momento que dejan una deuda muy importante a la próxima gestión.

Al principio de la gestión se hizo propaganda que el municipio había “limpiado” una gran cantidad de empleados ñoquis que había dejado la gestión anterior, y en efecto, había varios de estos. Pero esta gran noticia oculta una realidad: se contrataron nuevos empleados bajo la modalidad de monotributo y con sueldos superiores y algunos muy superiores a lo que cobran los empleados municipales. Esto por supuesto no fue publicitado. Ahora en el último pase a planta permanente de trabajadores municipales que están en locación de servicio, algunos hace muchos años, se infiltraron injustamente y contrario a lo enunciado en el decreto, algunos monotributistas, quienes NO son municipales. También se ha incorporado a nuevas personas bajo la modalidad de monotributo, como si no fuera suficiente la terrible cantidad de sueldos que tiene que afrontar hoy en día el municipio, teniendo a sus empleados municipales bajo los peores sueldos de la provincia de Entre Ríos.

El segundo punto incluye los regalos monetarios de todo tipo que extrañamente surgieron en los últimos días (después de las elecciones), que después de todo si nos ponemos a evaluar, no son regalos como dicen, ya que como bien dije anteriormente, los sueldos de la Municipalidad de Paraná son una total vergüenza.

Los últimos dos puntos incluye la compra de objetos muebles a último momento y la generación de obras a lo largo de la ciudad, cuyas ambas cosas quedan para pagar para la próxima gestión. En resumen, la próxima gestión de Sergio Varisco asumirá para pagar deudas y arreglar los problemas que cordialmente le deja la gestión actual. Cualquier paranaense puede observar que durante 4 años no se hicieron casi obras en la ciudad, pero ahora, a último momento y después de las elecciones se empezaron a hacer obras. ¿Qué raro no? Aquí está la respuesta: dejar endeudado al Municipio.

Mientras tanto, los empleados municipales en contrato de servicio siguen ganando $5300 (el mínimo que impuso el gobierno nacional). Eso sí, los monotributistas nombrados por la gestión actual cobran en promedio $10000.