Tarjeta SUBE

A partir del mes de Febrero de 2018, la Tarjebus será totalmente reemplazada por la tarjeta SUBE en el transporte urbano de nuestra ciudad de Paraná.

¿Dónde comprar la tarjeta SUBE en Paraná?

Podés comprar la tarjeta SUBE personalmente en cualquier punto de venta habilitado, o bien pedirla en forma online. En este caso recibirás la tarjeta en aproximadamente 10 días hábiles.

¿Cuanto cuesta la SUBE?

Si la comprás personalmente en un punto de venta la misma sale $25. Si es en forma online sale $160. Por ello no es recomendable pedirla online dado que, como se envía por correo al domicilio indicado, se cobra ese plus que asciende a los $160.

¿Para qué sirve la SUBE?

La tarjeta SUBE te sirve para viajar en colectivos urbanos (y algunos interurbanos, como es el caso de Fluviales y Etacer en Paraná – Santa Fe), trenes y subtes de todo el país.

¿Que ventajas tiene la SUBE?

Además de ser una tarjeta a nivel nacional, es decir, que sirve para transporte de todo el país, también permite entre otras cosas revisar movimientos, cargar online el saldo y obtener descuentos por medio de la tarifa social. Para estos dos últimos puntos debes registrar tu tarjeta SUBE en la web oficial.

¿Como cargo el saldo de mi SUBE?

La forma más práctica es mediante cajeros automáticos o desde homebanking, tanto con la red Link como Banelco. En ambos casos deberás adherir previamente la tarjeta, para ello te pedirá que ingreses los números de la misma. Luego de efectuar la recarga, debes dirigirte a la terminal de datos más cercana para confirmarla. Si no sabes en qué punto de la ciudad hay una terminal, puedes buscarla mediante el buscador de terminales SUBE.
También puedes optar por cargar tu tarjeta en algunos de los puntos de recarga.

¿Qué pasa si me quedo sin saldo?

Una de las ventajas de la tarjeta SUBE es que al llegar al saldo de $0 puedes gastar hasta $20 más. Es decir, tu tarjeta puede quedar hasta saldo negativo, con -$20.



  

Noticia Anterior – Abril de 2015

Llegó la tarjeta SUBE a Paraná y Santa Fe, siendo su primera interacción en este Febrero 2015 con las empresas de ómnibus Fluviales y Etacer para el abono de los viajes interurbanos entre dichas ciudades. Mientras que en el aspecto de transporte urbano, los santafecinos incorporarán muy pronto dicha tarjeta, no pasa lo mismo en Paraná, cuya incorporación se estima que será en el transcurso del mismo año.

Las tarifas de la tarjeta SUBE con respecto a los viajes interurbanos de Fluviales y Etacer, permanecerán en $7 para los estudiantes y $8 para los jubilados, al menos por ahora. Con respecto a las tarjetas que usaban dichas empresas de ómnibus, se informó que se podrán seguir usando hasta agotar el crédito de las mismas para así pasar definitivamente a las SUBE. Igualmente sabe que las 29 unidades de ómnibus que suman Fluviales y Etacer ya disponen del lector de la nueva tarjeta pero aún no se ha habilitado.

En Paraná, la tarjeta se podrá adquirir en los mismos puntos de venta que posee actualmente Tarje Bus, así como también en E. Carbó 942. Su precio es de $20 a lo cual se le debe sumar el monto que el usuario desea cargar.

La SUBE puede ser cargada también de manera online por medio de Home Banking. Luego debe confirmarse la carga en una terminal de datos SUBE. La misma se encuentra en la Terminal de Ómnibus de Paraná.

El cambio repentino en cuanto al sistema de abono de los pasajes se produjo debido a una resolución del Ministerio de Transporte de la Nación, la cual enuncia que todas las ciudades nacionales que posean más de 200.000 habitantes, deberán incorporar el sistema único de abono de pasajes por medio de la tarjeta SUBE.

La incorporación de este nuevo de pago en el interior es una buena proyección para lograr una unidad en el sistema de transporte nacional, independientemente de las provincias y ciudades del país para que así todos tengan la misma tarjeta. Pero no hay que olvidar que más importante que el sistema de cobro de pasajes, es la prestación del servicio, que tanto en Paraná como también en Santa Fe, algunas líneas dejan mucho que desear. También todos los usuarios de los interurbanos Fluviales y Etacer, quienes aún esperan el mejoramiento del servicio en época académica más que nada, porque son muy pocos los coches que pasan por las paradas intermedias.